martes, 17 de enero de 2017

Una gran pelea

El día 1 se produjo una gran pelea a la salida de nuestro instituto: eran los de la Cañada contra los del Barrio Hebreo. Todo estaba lleno de gente. Yo salía del instituto y estaban todos los de la Cañada esperando a uno de Barrio Hebreo. Cuando ese niño salió del insti y se encontró todo aquello se fue corriendo para su barrio, donde estaban sus colegas. Los de la Cañada fueron a por él para pegarle. Yo me asusté porque veía muchísima gente, más de lo que os podéis imaginar. Había policías, pero no podían hacer nada porque eran muchos los niños y los policías no llegaban ni a seis.

Vi todo tipo de cuchillos y navajas. Todos se fueron para abajo, para Barrio Hebreo, pegándose. La Policía intentaba parar y separar la pelea, pero nada: eran muchos, muchísimos, y la pelea seguía. Vi a un niño tirado en la carretera, otro tirándose encima para pegarle.


De momento llegaron más policías, pero también era casi inútil porque eran demasiados. Al final lograron separarlos porque sacaron la porra y se asustaron. Los de Barrio Hebreo se quedaron sentados en la escalera que hay allí, más abajo del instituto, y los de la Cañada enfrente gritaban queriendo más pelea Yo me acerqué a un amigo mío que también estaba en la pelea y me enseñó con qué pegaba: su arma era un anillo con un hierro pequeño que sobresalía para afuera. Me quedé impresionado, sin palabras. 

 La Policía había pillado a uno de la Cañada y lo registraron por si tenía algún cuchillo o drogas, pero no tenía nada. Cuando soltaron al niño ese todos le dieron un fuerte abrazo, como si hiciera mucho tiempo que no lo veían. Tras una larga espera de 30 minutos, todos se fueron.

Younes Ghoula

Consejo de Redacción



lunes, 16 de enero de 2017

Zona BiblioRusadir: Novedades 2016-17

Besos entre líneas 
Emma es una joven cuya vida no es nada fácil. Cuando tenía seis años, su madre murió en un accidente de coche y su padre, al que tiene que cuidar los fines de semana, sufrió grandes secuelas físicas e intelectuales. Entre los estudios y sus responsabilidades familiares, Emma no tiene mucho tiempo para hacer lo propio de su edad. Pero por suerte hay algo que anima sus días: la literatura. Los libros, su blog y su nuevo canal de Youtube son su refugio, y mientras todas las personas de su entorno tienen vida social, Emma prefiere pasar las horas en la biblioteca. Todo cambia cuando Eric, el chico que acaba de llegar al pueblo, entra en su vida. Eric es guapísimo y arrollador, pero también esconde muchos secretos y un pasado oscuro... 

Algo tan sencillo como darte un beso 
David, Elena, Óscar, Iria, Julen, Manu, Ainhoa y Toni, los chicos del pasillo 1 B vuelven a la residencia Benjamín Franklin después de las vacaciones de Navidad. Con ellos, también las nuevas parejas de David y Elena, que siguen adelante con su relación. Pero no están todos, falta Nicole, que tuvo que marcharse, tras sufrir una agresión xenófoba en el Starbucks donde trabajaba. Los chicos la echan mucho de menos, y ella está deseando volver, pero su familia no quiere ni oír hablar de ello; aún no se les ha quitado el susto del cuerpo. Un nuevo trimestre que promete no defraudar a nadie… 


Violet y Finch 
Si te emocionaste con Bajo la misma estrella, la historia de amor de Violet y Finch te llegará al corazón. Violet está rota. Finch está roto. ¿Pueden dos mitades rotas reconstruirse? 






El rey de Bengala 
Una novela basada en hechos reales que destila coraje, vitalidad y solidaridad. En silencio, sin apenas entender nada sobre ese mundo de reinos blancos y negros, pero con la mirada siempre curiosa, Fahim observa a su padre jugar al ajedrez durante horas y horas. Le fascina cómo mueve las piezas sobre el tablero, y es entonces cuando nace su pasión. Pronto se convierte en un niño prodigio del ajedrez y, con apenas siete años, se alza campeón de Calcuta… Sin papeles, sin hogar, sin saber qué pasará mañana, la realidad de Fahim y su padre es como una partida de ajedrez. 


Los dioses también aman 
Presentamos la novela de Celopan, un youtuber con enorme proyección, que supera ya el millón de seguidores. Un libro ambientado en la realidad y el día a día de muchos jóvenes que seguramente verán bien reflejado su mundo en estas páginas. Una chica tímida perdida en el pasado. Un joven dios decidido a conquistarla. Una recta final de etapa que te dejará sin dormir. Te proponemos sumergirte en una historia de amores y amistades, llena de equívocos, sorpresas, encuentros y abandonos que conducen a un desenlace extraordinario. 



¿Dónde está el límite? 
El libro habla del límite, concretamente del cuerpo humano, de la mente cuando se la somete a un esfuerzo extraordinario. Josef Ajram se propuso participar en las pruebas de deportes más extremos del mundo, con el objetivo de buscar su propio límite. Josef Ajram, experto en bolsa, hace un paralelismo entre la competición deportiva y la bolsa: en el deporte y en la bolsa hay que aguantar, y saber el momento en que hay que dejarlo, el momento en que hay que vender, y el momento en que hay que arriesgar para poder ganar.








Entrevista a... María León

María León Buendía
Jefa del Depto. de Educación Plástica y Visual
Pregunta: ¿Has hecho muchas exposiciones? 
Respuesta: Sí, he hecho muchas. En España, en muchísimos sitios: Almería, Madrid, Toledo, Melilla, Canarias… También he expuesto en Francia, en París, donde estuve viviendo durante dos años, y en Estados Unidos, en Los Ángeles.

P: ¿Cómo definirías tu estilo artístico? 
R: Esa es una pregunta muy difícil. No es un estilo realista, sino más bien onírico, un poco surrealista, pero me es muy difícil definirlo. Es un estilo ecléctico, mezcla de muchos estilos.

P: ¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos te gusta de nuestro centro? 
R: Lo que más me gusta es que aquí puedo desarrollar mi actividad artística con los alumnos, así que yo me lo paso bien y mis alumnos también. Esto es muy importante. En cuanto a lo que menos me gusta, es el comportamiento de ciertos alumnos hacia los profesores; falta un poco de educación. También me molesta mucho el ruido y los gritos. Los alumnos no saben hablar, solo saben gritar. Realmente pienso que si consiguiéramos una buena conducta por parte de algunos alumnos, haríamos mil cosas más y mejores. Perdemos mucho tiempo con estas actitudes negativas, y no veo otro problema, porque realmente no lo hay.

P: En el departamento de Plástica hacéis muchas actividades con los alumnos y también para el centro. ¿Realmente hay un buen ambiente de trabajo en el Rusadir que invite a desarrollar esas actividades o es más un empeño personal de las profesoras del departamento?
R: Los alumnos, en general, colaboran mucho. Muchas veces tú les das una idea y ellos la desarrollan al máximo, hasta tal punto que yo misma me quedo sorprendida a veces de lo que consiguen. Pero se necesita mucho esfuerzo, por lo que hemos hablado antes: porque el comportamiento de algunos no es el adecuado y perdemos mucho tiempo. Obviamente, las profesoras del departamento nos tenemos que esforzar mucho para que todo salga bien.