domingo, 5 de febrero de 2017

Flora y fauna de nuestro entorno: La tortuga mora

La tortuga mora (Testudo graeca) es un reptil quelónido con caparazón abombado y de tonos que van del amarillento al verde oliva. Las placas que forman este caparazón suelen tener los bordes negros y una mancha del mismo color en su interior. Las fuertes, cortas y rechonchas patas están provistas de espolón en los muslos, de uñas terminales y de un tegumento escamoso muy rugoso y áspero al tacto. El peto, llamado en las tortugas “plastrón”, es amarillo con manchas negras, que se notan más en los individuos jóvenes que en los adultos, y sus escamas son mayores que las de la espalda. Su cabeza es amarilla con manchas negras que pueden extenderse hasta casi cubrirla y tiene los ojos saltones. No presenta dientes en la boca pero sí una especie de pico en la mandíbula superior.

La podemos reconocer (y diferenciarla de la tortuga mediterránea, Testudo hermanii) porque la placa supracaudal (la que está encima de la cola) no está dividida. El nombre graeca de la especie no proviene de su origen, sino de la forma de las placas y dibujos de su caparazón, que recordaban a los mosaicos griegos. Por eso se considera más correcto llamarla “tortuga mora”, de Mauritania, que es donde están sus mayores poblaciones y hay más registro fósil. 


Placa supracaudal

Se alimenta de plantas silvestres: alfalfa, cardos, diente de león, romero, etc. Algunas veces también se alimentan de animales muertos y carroña, así como de babosas e insectos. Las hembras consumen más carne que los machos. El agua que encuentran la usan para beber y bañarse.

Son animales ectotermos; es decir, su temperatura corporal depende exclusivamente de la temperatura ambiente. Por eso durante la mañana se exponen al calor solar, para calentar su cuerpo y acelerar tanto las funciones metabólicas como la absorción de vitamina D. 

En Melilla podemos observarlas en varias zonas: Rostrogordo, barranco del Nano e incluso en la ribera del río de Oro. Cerca de Melilla podemos verlas en la zona de Tres Forcas y en las laderas del Gurugú. 

Esta especie está incluida en la Lista Roja del IUCN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) de especies amenazadas (vulnerable), como todas las especies del género Testudo, es decir, que se está enfrentando a un alto riesgo de extinción en su medio natural. La legislación española, en el Atlas y Libro rojo de los Anfibios y Reptiles de España, la incluye en la categoría “en peligro”, por encontrarse en situación de riesgo muy alto de extinción en su medio. Es contemplada por la Convención de Berna como “especie estrictamente protegida” y está incluida también en el Convenio CITES (Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora) y en la directiva 1332/2005 de la Comunidad Europea, de forma que queda absolutamente prohibida la captura de ejemplares salvajes y está reglamentada la cría y el comercio de ejemplares en cautiverio. La legislación marroquí prohíbe su exportación. 

Por tanto, si nos encontramos un ejemplar de esta maravilla de reptil debemos dejarlo en su hábitat natural, así como devolverlo a este si la tenemos en cautividad. Solo de esta manera protegeremos esta especie tan característica de nuestra tierra y que tanto nos gusta observar, eso sí, en la naturaleza.

Inmaculada Soto Lorente

Departamento de Biología y Geología


sábado, 4 de febrero de 2017

Entrevista a... Alumnos del Taller de Fabricación y Montaje


Nos encontramos en el taller de Fabricación y Montaje, una de las titulaciones de Formación Profesional Básica que podemos estudiar en nuestro centro. Se trata de un ciclo de dos años, y en él hay 24 alumnos matriculados. A través de estos estudios podrán obtener el Título profesional de Fabricación y Montaje, el Título de la ESO, acceder a un grado medio o superior de Formación Profesional, e insertarse en el mercado laboral como profesionales de diversas ramas.

Pregunta: ¿En qué consiste el taller?

José Ángel: Consiste en hacer un poquito de todo: primero hay que lijar y limar para después hacer unas piezas. Fabricamos piezas.

P: ¿Por qué os habéis metido en este taller?

Ismael: Yo estaba haciendo la ESO, repetí dos veces y ya no tuve posibilidad de sacarla. Por eso me vine para acá.

P: ¿Alguien se ha matriculado por otros motivos?

Mohamed Rida: Porque aquí hay futuro laboral.



P: ¿Qué salida profesional tiene este taller?

Luis: Cuando terminemos nuestra formación, que son dos años, sabremos hacer cosas que nos permitirán trabajar en Mecánica.

Ismael: Este ciclo tiene muchas salidas; depende de lo que quieras hacer. Tiene salida de fontanería, carpintería de aluminio…

Mira: Puedes matricularte en Grado Medio y también optar a un trabajo.

Profesor Ahmed: Este taller les permite obtener el título de la ESO y a la vez optar por una salida profesional. Los que solo terminan la ESO no tienen esa posibilidad de insertarse en el mundo profesional: en la carpintería de aluminio, carpintería metálica, instalaciones de fontanería, etc. Además, son trabajos que la sociedad está demandando. Hay poco profesionales de estas ramas. Desde cierto punto de vista, estos alumnos tienen un futuro “más cercano”, ya que se les facilita una salida rápida al mercado laboral.

P: ¿Qué pensáis hacer cuando terminéis el ciclo?

Mohamed Rida: Cuando obtenga el título, me presentaré en las empresas para ver si me contratan.

Ismael: Yo pienso trabajar y a la vez seguir estudiando Animación.

Luis: Yo, cuando termine este curso, pienso estudiar Enfermería.

P: ¿Os gusta este taller? 

Luis: La verdad es que sí. Hemos trabajado mucho para limpiar y arreglar este taller.

Mohamed Rida: Y nos enseñan muchas cosas. 


El taller estaba muy limpio y ordenado

P: ¿Os gusta el IES Rusadir? 

Sufian: De este centro lo que no me gusta es que nos dan muy poca libertad; la mayoría tenemos más de dieciséis años, pero no nos dejan salir a la calle. Lo bueno que tiene es que aprendemos muchas cosas. 

Después de escuchar las opiniones de los alumnos, centramos nuestra entrevista en el jefe del taller, el profesor Ahmed. 

Pregunta: ¿Desde cuándo está en este instituto?

Respuesta: Me encuentro en este instituto desde finales del pasado mes de diciembre, y vengo a cubrir una baja de un profesor. 

P: ¿Qué objetivos se plantea con este taller? 

R: El objetivo principal que me planteo con este taller es que los alumnos obtengan una salida laboral real, que una vez que terminen el ciclo puedan salir a la calle y presentarse en cualquier empresa como profesionales con los conocimientos que han adquirido aquí. También algo fundamental que yo intento que ellos lleven a cabo son las medidas de seguridad en el trabajo. 

P: ¿Qué dificultades se ha encontrado al llegar a este taller? 

R: La principal dificultad que he encontrado es que los alumnos no estaban motivados. De hecho, todavía hay algunos alumnos que no están motivados, e intento animarlos explicándoles que estas enseñanzas les van a venir muy bien en su vida “real”. No se trata de cubrir un expediente porque no han podido terminar la ESO, como alguno ha expresado, sino de adquirir unos conocimientos que les permitan sentirse satisfechos y encauzar su vida laboral. 

P: ¿Qué le parece el IES Rusadir? 

R: La verdad es que me parece un centro que tiene mucho potencial. 

P: ¿Qué es lo que más le gusta de este instituto?

R: Lo que más me gusta es el reto. Hay que ser realista: estamos en Melilla, y este centro se encuentra en un entorno con un nivel económico y cultural muy bajo, por eso el reto que me planteo es que a corto plazo estos alumnos puedan ver resultados positivos en sus vidas gracias a los conocimientos que han adquirido en el taller. 

P: ¿Y lo que menos le gusta? 

R: Bueno, lo que menos me gusta prefiero reservármelo (risas). 




¡Muchas gracias, Ahmed! ¡Muchas gracias, compañeros!